26.4.11

Nuevos autores. Jesús Cañadas

Dicen que Jesús Cañadas dará mucho que hablar. Vaya que sí. Pronto saldrá su primera novela (que tengo el honor de ya haber leído) y desde luego que no pasará desapercibida. Me gusta cómo escribe Jesús, su historia tan imaginativa, potente en la palabra y abrumadora en lo más visual. Jesús lo da todo y se arriesga. Y es que él nos hablará del amor, pero del amor del otro lado del espejo, en donde todo es más oscuro, más intenso e incluso más real.

Jesús Cañadas

Jesús Cañadas nació en Cádiz un lunes de carnaval de 1980. Después de viajar por el mundo a lomos de varias becas y subvenciones, en la actualidad reside en Berlín, a menos de cien metros de la tumba de E.T.A. Hoffman. Trabaja como gestor cultural y redactor de la revista de arte Área Zinc.

 

Entre su producción escrita se encuentran los siguientes relatos:

- “Hamelin”, publicado en 2004 en la Revista Asimov y rescatado en 2007 por Miasma.

- “Interiores Vacíos”, publicado en 2006 en Lovecraft Magazine.

- “Corazones en Pedazos”, publicado en 2006 en Aurora Bitzine.

- “357”, incluído en la Antología Visiones 2008 de la AECFFT.

- “Schnabel”, incluido en la antología Calabazas en el Trastero: Peste.

- “La mano del muerto”, incluido en la antología “Errores de Percepción” de Horror Hispano.

En Mayo de 2011 publicará El Baile de los Secretos con la Editorial Grupo AJEC.

SINOPSIS:

Algo oscuro se ha desatado sobre la ciudad de Mandressla. Una horda de monstruos recorre las calles amparados en un manto de niebla roja. Zeppelines vivos sobrevuelan los tejados, arrastrando cementerios ambulantes bajo su sombra. Un relojero loco ha robado el tiempo y lo ha escondido. Niños ciegos se esconden en la oscuridad bajo sus camas y escuchan las historias que cuentan los muertos. Es el fin.

 

Mientras tanto, Gabriel ha reunido de nuevo a su grupo de amigos. Han pasado seis meses desde la última vez que se vieron. Se disponen a reanudar la última partida de un juego que quedó interrumpido bruscamente seis meses atrás. El encuentro tiene lugar la casa de Carla, quien mantuvo una intensa relación sentimental con Gabriel antes de separarse. Una relación en la que aún quedan cosas por decir, culpas por expiar y secretos por revelar.

 

La esperanza de Mandressla reside en un puñado de desconocidos provenientes de un lugar siniestro y maldito, un lugar olvidado llamado Tierra. El destino de la ciudad se decidirá en un intrincado juego de misterios y secretos en el que el amor y el horror se ocultan bajo la misma máscara. Solo quien proteja su secreto podrá curar la enfermedad que devora a Mandressla. Solo quien sobreviva hasta el final podrá acabar con el baile de los secretos.


FRAGMENTO:

Las escaleras descendían a través de un hueco estrecho cubierto de lodo. Les recibió un cortejo de adoquines estratificados de mugre y verdín. Por primera vez, no había relojes que se apilasen sobre las paredes como malos recuerdos. Al fondo, se empezó a insinuar un resplandor dorado.

       El último peldaño coincidía con la entrada a la cripta. No había puerta. Allí, la fosforescencia se hizo oro líquido. Se derramaba por el aire y convertía la escena en el sueño de un párroco enfebrecido por el vino de misa. Pusieron un pie dentro, y supieron lo que saben los líquenes en el fondo de los naufragios y pensaron en cuando dejaron de ser niños y sintieron ganas de llorar. En mitad del sepulcro se levantaba la única tumba para vivos que verían en su vida. Descansando sobre ella había un ser hermoso.

       Por supuesto que era una mujer. Estaba cubierta por un lienzo sucio de años y calamidades, que le daba aspecto de virgen de antes de que se inventaran las vírgenes. Una débil pelusilla blancuzca le cubría el cuero cabelludo como la piel de un melocotón. Su cuerpo menudo presagiaba el germen de abuela rechoncha rodeada de nietos sísmicos que jamás llegaría a ser. Sus carrillos fueron sonrosados una vez. Su media sonrisa adormilada era como cuando la marea empieza a subir al mismo tiempo que sale el sol, como hundir la nariz en la hierba cinco días antes del solsticio, como observar la primera nevada a través de un cristal empañado de risas y de copas alzadas por los que ya no están. Respiraba con benevolencia, casi con resignación.

       Todo esto lo vieron antes de ver el resto, y fue mejor para ellos, porque sería la imagen que siempre llevarían en la memoria al despertar en medio de los dolores de la vejez. Gus sollozó. Raúl se abrazó a sí mismo. Penélope dio un paso atrás y se apoyó en una columna. El Oráculo se cubría los ojos como si estuviese frente a un milagro que hubiese negado tres veces. Sir Tadeus hincó la rodilla que reservaba para los reyes, los papas y los apóstoles. Sólo Melquíades permaneció incólume, aunque notó que la oscuridad en sus venas se perturbaba.


Blog del autor:
El baile de los secretos

8 comentarios:

Invunche dijo...

Oleeee. Si realmente el Baile (que no el autó) da que hablar, será gracias al apoyo de cracks como tú, Susana. Ha sido un honor que le eches esos dos ojazos al Baile antes de que salga.

Millones de gracias. ¿Cuándo me dijiste que presentábamos en Vigo? :p

¡Un besaso!

Susana Eevee dijo...

Gracias a ti, Jesús, por escribir una novela tan guay.

Un beso :)

ftemplar dijo...

Pues ganas tengo, que ya va siendo hora. Que la sipnosis es atrayente cuant omenos.

Fer

Canario Negro dijo...

Es curioso, pero "El Baile de los Secretos" fue una de las novelas que me pillé con la suscripción a EJec, atraía por la sinopsis. El extracto que has colgado acaba de ponerme los dientes largos, muy largos.

Susana Eevee dijo...

Fer, este chico escribe "del estilo" de Ángel Luis Sucasas, así que hay nivel. Estoy casi segura de que compartirán fans.
Los dos son muy David Lynch ;)

Susana Eevee dijo...

Pues espero que te guste, Canario Negro. Además, creo que el libro va a quedar chulísimo porque tiene ilustraciones interiores y todo :)

Eomoi dijo...

La sinopsis me ha atrapado, ya estoy esperando que se publique.

Susana Eevee dijo...

Eomoi, la sinopsis está genial y refleja la esencia de la novela.