8.3.12

Novedad editorial. El espíritu del lince, de Javier Pellicer

Me alegra informaros de la publicación de la primera novela de Javier Pellicer, uno de nuestros nuevos autores. Yo, que en su día leí los primeros capítulos, me quedé prendada de una historia que se adivinaba magnífica. Es un excelente debut que seguro disfrutarán todos sus lectores.

 

El espíritu del lince

 

-----

Desde el momento de su nacimiento, Icorbeles es marcado por los dioses como el Elegido. Con esta idea en mente, sus padres comienzan a prepararlo para que se convierta en el líder que unifique todas las tribus de Iberia.
Ese destino lo separa de todos excepto de Alorco y Nistan, dos niños cartagineses que, ante las derrotas sufridas por Cartago frente a Roma, buscan refugio en Iberia. Esa amistad le hace conocer no solo el amor, sino también los planes de conquista de Amílcar Barca, que desea anexionarse las tierras íberas con el fin de seguir plantando cara a los romanos.
Es entonces cuando intenta hacer realidad los presagios anunciados en el momento de su venida al mundo, pero tropieza con los miedos y rencores de las diferentes tribus íberas, que impiden que puedan unirse contra un enemigo común. Aun así, utilizando el ingenio y el valor, Icorbeles está a punto en varias ocasiones de poner fin a un conflicto que amenaza con hacer desaparecer para siempre el mundo que conoce.
Pero los designios de los dioses son esquivos, y no siempre somos capaces de comprender sus mensajes…
Con su primera novela, Javier Pellicer nos sumerge en un momento apasionante de la Historia: la llegada a la península ibérica de los ejércitos cartagineses al mando de Amílcar Barca y su famoso hijo, Aníbal, tejiendo un relato de pasiones y luchas sin cuartel, que desemboca en un final sorprendente.

-----

Título: El espíritu del lince

Autor: Javier Pellicer

Editorial: Pàmies

Colección: Histórica

Páginas: 336

Formato: rústica con solapas

Tamaño: 23x15

ISBN: 978-84-96952-98-0

Precio: 19.95 €

 

Blog de la novela

Blog del autor

Adelanto editorial

8 comentarios:

Javier Pellicer dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Susana, y por dedicarle un rincón de tu blog a mi "pequeño". Con compañeros así, da gusto!!

Besos para ti y un abrazo para todos los seguidores del blog.

Susana Eevee dijo...

Un placer anunciar la publicación de tu novela. Y un orgullo. Te deseo el mayor de los éxitos, la novela lo merece.

Un beso, Javier.

Víctor dijo...

El tema no puede resultarme más interesante, y si además cuenta con la recomendación de Susana, se convierte en el siguiente a leer.

Susana Eevee dijo...

Interesante y emocionante, me atrevería a añadir.

Un abrazo, Víctor.

Aelin dijo...

Parece muy interesante Susana. Me encantaron los libros de Santiago Posteguillo y su saga de Roma pero el punto de vista es de un extranjero por lo que me apetece conocer el mismo suceso (por así decirlo) de la mano de alguien que sufre la invasión en su mundo. Gracias por la información.

Susana Eevee dijo...

Hola, Aelin. Comparto contigo que precisamente ese nuevo punto de vista es una de las cosas que más me atraen de la novela. Y por lo que se extrae del adelanto editorial (sobre todo del prólogo) la historia tiene un sabor épico que gustará a muchos.

Abrazote :)

Javier Pellicer dijo...

Aelin, has dado en el clavo. La chispa que encendió esta novela fue el relato de Tito Livio sobre el asedio de Sagunto. Inmediatamente después me planteé quiénes serían los protagonistas: ¿Los cartagineses? No, demasiadas novelas tratan ya las victorias de Aníbal. ¿Los romanos? No tuvieron mucho protagonismo en esa época, y hay demasiados libros sobre Roma. Definitivamente tenían que ser los íberos, esos grandes olvidados de la literatura histórica. Los "bárbaros", como los llamaban griegos y romanos (al igual que hacían con todos los que no pertenecían a lo que consideraban civilización).

Espero que os guste a todos!!! Cualquier duda o comentario, podéis hacerlo en el blog de la novela. Os responderé a todos, por supuesto.

Víctor dijo...

Creo que plantear el tema desde el punto de vista indígena es un gran acierto, Javier.

Un abrazo, Susana.